Sistema Curly

Tahe Advanced Barber

RIZOS FLEXIBLES Y DEFINIDOS

BRILLO Y SUAVIDAD EXTREMA

El Sistema Curly es una rutina diseñada específicamente para el cuidado del cabello rizado. Es ideal para mantener los rizos definidos, naturales y sin frizz.








INGREDIENTES NO APTOS
SULFATOS:

Son tensioactivos y su función es limpiar. Se encuentran en champús y geles de baño. En este caso se aconseja tensioactivos más suaves como las Betainas.

 
SILICONAS:

La función de las siliconas es dar suavidad y brillo. En cosmética capilar existen diferentes tipos de siliconas, que se clasifican en dos grupos: las que no son hidrosolubles, de menor calidad, y las hidrosolubles que son de gran calidad.
Las siliconas que no son hidrosolubles hacen una película en el cabello que necesita el uso de champús con sulfatos para eliminarlos y no se recomienda el uso de sulfatos para no resecar el cabello rizado.
Las empresas de cosméticos profesionales utilizan ingredientes en sus fórmulas de gran calidad, pues sus productos deben ser más competitivos y cumplir todas las normas y estándares de calidad establecidas por ley.
Otra función muy importante que cumplen las siliconas es la protección térmica frente al calor de planchas y secadores. Sin ellas, los profesionales de peluquería no podrían realizar técnicas de brushing porque el cabello acaba quemándose. Por este motivo, las siliconas deben de estar presentes en productos cosméticos profesionales. En el caso de cabellos rizados no las vamos a necesitar, salvo que el cliente quiera realizarse un brushing, en este caso volveríamos a utilizar productos con siliconas para protegerlos del calor de planchas o secadores.

 
ALCOHOLES SECANTES:

Actúan como disolventes en la fórmula y tienden a resecar el cabello. Por ello se han sustituido por otros que no resecan.

 
CERAS Y ACEITES MINERALES:

Su función es dar suavidad, brillo y dejan un tacto sedoso pero se han sustituido por ceras y aceites vegetales que además nutren el cabello.

PRINCIPIOS ACTIVOS RECOMENDADOS
PROTEÍNAS:

El cabello está formado principalmente por proteínas. Un cabello sin proteínas pierde nervio y le cuesta rizarse.
Para saber si le falta proteína cogeremos un par de cabellos y depende el nivel de estiramiento sabremos si necesita o no.
Si el cabello se estira y vuelve a su forma original tiene una grado óptimo, si se estira pero no vuelve al punto inicial necesita un poco de proteína y si se rompe directamente al estirarlo necesita un buen tratamiento de proteínas.
Una buena opción es utilizar uno o varios productos en la rutina diaria que contengan proteínas para mantener un equilibrio óptimo.
Se aconsejan las proteínas hidrolizadas por su menor tamaño y mayor penetración en el cabello, como la proteína hidrolizada de soja, arroz, trigo, avena y quinoa.

 
ACEITES VEGETALES:

Los aceites vegetales aportan diferentes propiedades y beneficios al cabello.
Hay aceites con gran capacidad de absorción, como el aceite de coco, que nutre en profundidad y es un potente humectante.
Los aceites con menor penetración actúan a nivel cutícula, lubricándola y evitando la fricción y la rotura del cabello. Un ejemplo es el aceite de Jojoba. Aportan brillo y sedosidad al cabello.
Dependiendo del tipo de porosidad del cabello se aconsejan unos u otros o la mezcla de ambos aceites.

 
HUMECTANTES:

Los humectantes crean una barrera para mantener la hidratación dentro del cabello y evitar que se deshidrate. Aloe Vera y Glicerina vegetal.